fbpx

¿Tener sexo me causa ansiedad?

¿Tener sexo me causa ansiedad? ¿Tener relaciones sexuales te genera ansiedad? ¿Has tenido relaciones sexuales y sientes que tu ansiedad aumenta?

Hoy en día, existen personas que utilizan las relaciones sexuales como una forma de escape cuando se encuentran muy estresadas, algo similar ocurre cuando hacemos ejercicio, como una forma de soltar la tensión del cuerpo, pero, resulta ser lo contrario para otras personas, ya que el tener relaciones sexuales puede aumentar la ansiedad e inclusive provocar disfunciones.

Debemos recordar que la ansiedad la podemos presentar todos, ya que es la manera en que puede reaccionar nuestro cuerpo cuando nos encontramos en una situación complicada o de riesgo, pero, en ocasiones la ansiedad puede volverse constante, parecer incontrolable, molesta y limitar nuestras actividades cotidianas como nuestra sexualidad y generar que no tengamos deseo sexual.

No siento deseo sexual…

Para conectar con el deseo, es importante tener en cuenta que debe de existir un interés sexual; sin embargo, el sexo no es una prioridad para algunas personas. En ocasiones, cuando llevamos un ritmo de vida muy acelerado, nos sentimos cansados o agotados y esto puede influir en que no tengamos ese deseo sexual.

Es importante saber que el erotismo es la herramienta principal que nos ayuda a generar deseo y excitación para llegar al orgasmo. Estos tres elementos pueden estar presentes en una relación sexual, pero, son independientes entre sí.

El erotismo implica la capacidad de captar mediante los sentidos las sensaciones estimulantes que te llevan a crear una serie de imágenes mentales que conllevan a la creatividad y excitación.

En ocasiones, nuestra ansiedad inhibe este erotismo por la inseguridad, el miedo o la preocupación que pueda tener alguien sobre sí mismo. Por ejemplo, sentirnos inseguros con nuestro cuerpo nos lleva a experimentar una serie de complicaciones en el momento del acto sexual.

¿Qué factores pueden causar ansiedad en el sexo?

Sentirse obligado a responder sexualmente.

Miedo al fracaso.

Conflictos de pareja.

Baja autoestima.

Pensar demasiado en el otro.

Factores culturales.

Estrés.

Duelo.

Por otro lado, tener relaciones sexuales puede causarnos ansiedad debido a la cultura, a los ideales, a las expectativas propias y ajenas, a las expectativas poco realistas por parte de la pareja, por un desacuerdo e inclusive por una estimulación sexual inadecuada; de tal manera, que estos factores además de causar ansiedad, afectan el deseo sexual.

¿Cómo afecta la ansiedad en el deseo sexual?

La ansiedad puede generar las siguientes dificultades:

Anorgasmia femenina (incapacidad de sentir orgasmos a pesar de tener excitación sexual).

Dolor genital en la penetración (vaginismo).

Eyaculación precoz o retardada.

Pérdida del interés sexual femenino o masculino.

Disfunción eréctil (incapacidad de mantener o conseguir una erección).

¿Tienes problemas de excitación o para alcanzar el orgasmo?

Cuando presentamos ansiedad, esta puede influir en el sistema nervioso parasimpático (responsable de la respuesta sexual), causando la desactivación de la respuesta sexual, evitando que lleguemos a la excitación, limitando que ocurra una lubricación, y por lo tanto, puede provocar dolores en la penetración.

Los dolores provocados por la penetración, ocurren debido a que la ansiedad causa que los músculos (lo que rodea la vagina) se contraigan, y así, impedir la penetración; es esto se le conoce como vaginismo.

El orgasmo es una sensación de placer intenso que se produce en respuesta a una actividad sexual. Sin embargo, en situaciones de ansiedad, las personas tienden a tensarse, a sobre prensar todo, a preocuparse, y en ocasiones a sentirse inseguros; lo cual puede provocar que se pierda la atención de aquello que puede resultar placentero, excitante o agradable, y por lo tanto, la excitación no se elevara lo suficiente para llegar al orgasmo.

Cuando la mente se estanca en pensamientos negativos y deja que los miedos tomen lugar, el deseo sexual simplemente no se detona. Si sufres de ansiedad y has vivido alguna de estas dificultades; la relajación, meditación, el contar con el acompañamiento de un psiquiatra y/o psicólogo te permitirá conocer y tener un mejor manejo sobre tus emociones, conocer y disminuir la ansiedad. Es importante buscar llegar a la relación sexual con la mayor relajación posible, conocer y explorar tu cuerpo, jugar, utilizar lubricantes, masturbarse y comunicarte con tu pareja; ya que esto puede facilitar tener relaciones sexuales placenteras.

Recuerda que el cuerpo resiente la angustia, el miedo y la preocupación que podamos estar viviendo.

Deja un comentario

Contáctanos

Tel: 55-6080-0563 y 55 5204 3798

Email: info@emocia.mx

Horarios de atención:
Lunes a viernes 8 am-9 pm
Sábado 9 am-8 pm

Logo Clínica Emocia

Visítanos

Dirección

Guanajuato 131 Interior 303,
Colonia Roma Norte,
Delegación Cuauhtémoc,
Ciudad de México.

Dra. Estephania Del Aguila Flores
Psiquiatra
C.P. 6382820
C.Esp. 8536603