fbpx

Las madrastras de Disney.

A través de nuestra vida, hemos crecido viendo a las “madrastras malvadas” de las princesas de Disney, como lo son Lady Tremaine (Cenicienta), La reina malvada (Blanca Nieves), y Gothel (Rapunzel).

En las películas podemos observar que ellas han sido rechazadas debido a que actuaron en contra de sus hijas.

Pero, ¿Te has preguntado por qué actuaron de esta manera? (Las madrastras de Disney)

Las 3 se caracterizaban por ser madres que manipulaban a sus hijas para poder obtener beneficios de ellas, eran crueles, buscaban a toda costa hacerles daño, pero sobre todo envidiaban algo que ellas no podían tener y la realidad ellas representan el papel de mujeres que fueron incomprendidas, debido a que tuvieron que adoptar el rol de madres que probablemente no que querían tomar.

Lady Treimaine. (Madrastra)

Empezaré hablando de Lady Tremaine, la madrastra de Cenicienta de Disney, la cual podríamos decir que es el estereotipo que normalmente tienen las personas de una madrastra debido a que ella no quería a Cenicienta por el hecho de no ser su hija biológica, solo buscaba el bien para sus hijas, y esto la llevó al extremo de excluirla e incluso de tratarla como si fuera su sirvienta.

Asimismo, es una persona que ha vivido frustrada por mucho tiempo, debido a que al no tener riqueza cuando fue jóven ocasionó que al ser mamá ella a toda costa buscara eso para sus hijas, a pesar de que ellas querían tener otro tipo de vida.

La Reina Malvada. (Madrastra)

La reina malvada, la madrastra de Blanca Nieves, no soportaba la idea que existiera una persona más bonita que ella, por lo cual sentía envidia de ella y por esa razón buscaba hacerle daño a Blanca Nieves.

La reina malvada es una persona que siente inseguridad de su propia imagen, y que incluso le da temor envejecer.

Gothel.

Por último, Gothel, la madrastra de Rapunzel de Disney, es un ejemplo de una madre helicóptero, debido a que ella buscaba estar todo el tiempo cuidando lo que hacía Rapunzel, hasta llegar a un extremo de no dejarla salir de su torre, ella justificaba este comportamiento diciendo que “era para protegerla”, ya que le decía que afuera había mucho peligro y que la única forma de mantenerla a salvo era estando en la torre.

ansiedad-por-comer

Ansiedad por comer ¿Te comes los problemas?

¿Han notado que cuando sienten angustia comen de más? si se sienten identificados, este blog es para ustedes.

La comida y las emociones 

Las emociones están presentes en nuestra día a día, desde la tristeza, la felicidad, enojo y ANSIEDAD. Pero saben, hay veces que estas emociones se ven afectadas por alguna situación en particular, por ejemplo, algún problema con la pareja, amigos, familia, etc.

Al existir un evento que es angustiante y doloroso, las emociones pueden dispararse y subir a tal grado que no sabemos qué hacer con ellas…justo aquí las personas podemos recurrir a la comida como nuestra salvadora, un salvavidas para callar lo que sentimos. Le damos a nuestro cuerpo algo que es placentero para evadir el dolor interno.

¿Por qué elegimos la comida ante la angustia? ¿Por qué tengo ansiedad por comer?

Todos hemos visto a un bebé cuando su mamá lo alimenta, no sólo le da comida, le  da amor a través de la mirada, mimos con las palabras y le hace sentir que todo estará bien, no importa lo que suceda, que esa angustia pasará y no está solo.

Así que no es de extrañarse que cuando un problema nos hace sentir vulnerables busquemos el refugio a través de la comida, ya que no sólo es algo placentero, también puede significar amor y compañía.

Pero… les tengo que decir, que esto sólo es un curita en la herida y van pasar dos cosas:

  • La comida no va a solucionar el problema.
  • Posteriormente sentiremos más angustia no sólo por el problema que vivimos, sino por nuestro peso.

¿Qué hago si quiero comer cuando estoy angustiad@?

  • Dale lugar a lo que sientes, no lo silencies con la comida.
  • Identifica ¿qué emociones me provoca este problema?
  • Expresa las emociones con una persona.
  • Reflexiona qué tanto está en tus manos y qué no. Recuerda que no podemos controlar la vida y por más que pensemos en el futuro esto no va a solucionar el problema.

Los problemas por más tormentosos que parezcan y que nos hagan sentir que no hay salida, recuerda que es sólo un momento complicado en tu vida, algo estamos aprendiendo y esto va a pasar, y la ansiedad por comer se puede resolver.

Contáctanos

Tel: 55-6080-0563 y 55 5204 3798

Email: info@emocia.mx

Horarios de atención:
Lunes a viernes 8 am-9 pm
Sábado 9 am-8 pm

Logo Clínica Emocia

Visítanos

Dirección

Guanajuato 131 Interior 303,
Colonia Roma Norte,
Delegación Cuauhtémoc,
Ciudad de México.

Dra. Estephania Del Aguila Flores
Psiquiatra
C.P. 6382820
C.Esp. 8536603